11 julio, 2017

Tarta de vainilla, moras y lima



Si necesitas un pastel para una celebración en época estival esta puede ser una muy buena opción. Se trata de una tarta ligera, fresca y con productos de temporada. 
¡Esta tarta de vainilla, moras y lima seguro que se convierte en una de tus preferidas! Los bizcochos como ya os he comentado más abajo son muy delicados, por lo tanto debemos de tener mucho cuidado a la hora de manipularlos ya que se rompen con facilidad. Una opción es refrigerarlos hasta el momento de montar la tarta pero con seguridad perderán su jugosidad y se resecarán... Lo mejor es ser cuidadosos en la manipulación y consumirla el mismo día.
Si hacéis los bizcochos el día de antes, lo mejor es no meterlos en la nevera, simplemente envolver en film aún templados (así conservan su jugosidad) y dejarlos a temperatura ambiente hasta el día siguiente que montemos la tarta.
En esta ocasión no he usado ningún almíbar para emborrachar los bizcochos, pero si sois de los que os gustan los bizcochos bien empapados podéis hacer un almíbar simple con azúcar, limón o limas y un buen chorro de cualquier licor que le vaya bien.


 Tarta de vainilla, moras y lima
Ingredientes bizcocho
[Receta adaptada "The cake blog"] 
400gr. de harina de trigo
1 cucharada de levadura en polvo tipo Royal
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
Ralladura de 4 limas 
188ml. de leche de avena o la que uses normalmente
60ml. de zumo de lima
227gr. de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos L
1 cucharadita de pasta de vainilla pura
225gr. de azúcar
Ingredientes puré de moras
280gr. de moras
15ml. de zumo de limón
1 cucharada de azúcar
Ingredientes buttercream de merengue suizo
198gr. de claras (unas 6 claras)
150gr. de azúcar
250gr. de mantequilla
1 cucharadita de pasta de vainilla

Preparación

1. Precalentamos el horno a 180 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central. Engrasamos 3 moldes de 15cm y colocamos un circulo de papel vegetal en su base. Reservamos.

2. En un bol tamizamos la harina, levadura y bicarbonato. Añadimos la sal y la ralladura, mezclamos y reservamos.

3. En un vaso mezclamos la leche y el zumo de lima. Dejamos reposar mientras seguimos preparando el pastel.

4. En un bol grande batimos la mantequilla, pasta de vainilla y el azúcar hasta que nos quede una mezcla blanquecina y homogénea. Bajamos la velocidad y vamos agregando los huevos uno a uno hasta que se incorporen por completo.

5. Vamos incorporando la harina en 3 partes intercalando con la mezcla de leche. Volcamos la mezcla en los 3 moldes procurando que todos lleven la misma cantidad. Alisamos la superficie y horneamos durante 35 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia.

Para hacer el puré de moras; En un cazo pondremos todos los ingredientes a fuego suave durante unos 15 minutos o hasta que las moras estén blandas. Batimos la mezcla y la pasamos por un tamiz para desechar las semillas. Pasamos la mezcla resultante al cazo y volvemos a poner a fuego suave hasta que se reduzca prácticamente a la mitad. Dejamos enfriar.

Para hacer el buttercream de merengue suizo; En un cazo al baño maría pondremos las claras y el azúcar hasta que este se disuelva por completo. Si dispones de termómetro, estará listo una vez que alcance los 60 ºC.
Pasamos la mezcla a otro bol y empezamos a batir con las varillas hasta que la mezcla se enfríe y monten por completo. Empezamos a incorporar la mantequilla cortada en cubos a velocidad baja, cuando esté toda la mantequilla subimos a máxima velocidad y no dejamos de batir hasta que la mezcla coja cuerpo. Incorporamos la pasta de vainilla y unas cucharas del puré de moras. Seguimos batiendo hasta que se incorpore y quede una mezcla suave.

Montaje del pastel; Colocamos uno de los bizcochos (nivelados) en un plato o cake stand, untamos un poquito de puré de moras o cualquier mermelada y por último ponemos buttercream. Haremos lo mismo con los demás bizcochos hasta que tengamos los 3 bizcochos montados. Por último cubrimos todo el pastel con el buttercream y decoramos con moras, arándanos o frutos rojos varios.


Un saludo 


04 julio, 2017

Tarta de chocolate sin horno

La receta de hoy es una de las más fáciles que vais a poder encontrar, se trata de una tarta de chocolate sin horno que se hace en un pis-pas. Además no necesita casi ingredientes y los que lleva siempre los tenemos a mano. 
Esta tarta sin horno es apta para personas con intolerancia al gluten, si no tenéis esa necesidad podéis usar cualquier otro tipo de galleta o usar la base que más os guste. En esta ocasión he usado como base una receta que publiqué anteriormente; Cantuccini o  biscotes de almendra sin gluten. En el enlace tenéis cómo hacerlos paso a paso, son muy fáciles y merecen la pena. Si no, como ya os he comentado podéis realizar cualquier base con la galleta que más os guste.
Respecto al chocolate, he usado chocolate negro porque es el que más me gusta, pero si no te gusta o te parece muy fuerte puedes usar mitad de chocolate negro y mitad de chocolate con leche sin problemas.

Os recomiendo usar el aceite de coco, no solo por sus propiedades, beneficios, etc etc etc... si no porque el sabor que le aporta es increíble y se complementa a la perfección con el chocolate. Si aún así por la razón que sea no lo vais a utilizar, no sustituirlo por ningún otro aceite, ya que el aceite de coco cuando enfría se solidifica, cosa que no sucede con el de girasol u oliva. La opción que tenéis es usar mantequilla derretida, esta no os aportará el sabor del coco pero si hará la función de solidificar en frío.

Tarta de chocolate sin horno

Ingredientes corteza
265gr. de Cantuccini de Teff sin gluten o cualquier galleta 
3 cucharadas de aceite de coco
Ingredientes relleno
240gr. de chocolate negro troceado 
200ml. de nata para montar 35% MG
40gr. de queso de untar tipo Philadelphia
55ml. de aceite de coco

Preparación

1. Para la corteza; Picamos las galletas cantuccini hasta que estén totalmente pulverizadas o lo mas fina posible. Añadimos el aceite de coco derretido y mezclamos todo con ayuda de una espátula hasta que consigamos una mezcla compacta y manejable. En este punto, podemos empezar a forrar el molde (18cm) hasta cubrirlo por completo. Dejamos en el congelador.

2. En un cazo a fuego suave pondremos la nata, aceite de coco y queso crema. Dejamos que se mezclen los ingredientes y justo antes de que comience a hervir retiramos del fuego y vertemos esta mezcla sobre el chocolate troceado. Dejamos reposar 1 minuto sin remover. 

3. Con ayuda de una espátula comenzamos a remover hasta que se funda por completo el chocolate y quede una mezcla suave y brillante. 

4. Volcamos la mezcla sobre el molde con la base de galletas, alisamos la superficie y dejamos enfriar en la nevera durante al menos 6 horas.

5. Sacar a temperatura ambiente unos 20 minutos antes de consumir.

Los frutos rojos son opcionales, aunque os los recomiendo totalmente porque dan un contraste perfecto.


Antes de despedirme os recuerdo que hoy todo el equipo MegaSilvita estamos con un especial muy veraniego; ¡Postres sin horno!. Durante todo el día de hoy os iremos dejando recetas fresquitas, estivales y por su puesto sin necesidad de encender el horno.
Aquí tenéis un avance de lo que iremos compartiendo a lo largo de todo el día:

1. Cheesecake de manzana y canela sin horno // Manzana y Canela
2. Smoothie bowl frutos rojos // Cookcakes de Ainhoa
3. Helado de aceite de oliva // O´Food
4. Tarta de Straciatella // Megasilvita
5. Tarta de chocolate sin horno // Merceditas Bakery
6. Pudding de chia y chocolate con mousse de frambuesa // Jaleo en la cocina
7. Tarta Snicker sin horno // Un pedacito de cielo
8. Batido Selva negra // Con aroma de vainilla
9. Crepes de chocolate // Contigo en la playa

21 junio, 2017

Helado de calabaza asada y nueces pecanas


Comenzamos la temporada de helados y recetas sin horno con este helado de calabaza asada. Para esta receta he usado el horno para asar la calabaza porque personalmente me gusta mucho más el sabor que le aporta, pero sin problemas podéis hervirla o incluso usar el microondas. Eso sí, al cocerla en agua, tenéis que tener en cuenta que cogerá mucha mas humedad y necesitará escurrir mucha mas agua que asada en el horno.
Es importante que escurramos muy bien la calabaza para que lleva el menor porcentaje de agua, así nos quedará un helado mucho mas cremoso, de lo contrario puede quedaros un helado cristalizado.
Este helado está hecho con heladera pero si no disponemos de una se puede hacer de la siguiente manera; Desde el punto nº4 introducimos la mezcla en un recipiente hermético en el congelador durante las 3 primeras horas iremos sacando el helado cada media hora y lo batiremos con una pala o similar. De esta manera estaremos mantecado el helado manualmente durante 3h, es un coñazo, pero si no tenemos heladera es lo único que podemos hacer para disfrutar de un helado cremoso.
Helado de calabaza asada
Ingredientes
250gr. de puré de calabaza asada (*)
250gr. de mascarpone
75gr. de miel
75gr. de azúcar moreno de caña integral
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 de cucharadita de nuez moscada recién molida
1/4 de cucharadita de cúrcuma molida
El interior de 2 semillas de cardamomo
150gr. de queso de untar tipo Philadelphia
100ml. de leche (animal o vegetal)
1 cucharadita de maicena
Nueces pecanas / pipas de calabaza


Preparación

1. Asamos el doble de calabaza que necesitamos para la receta. Una vez blanda la trituramos muy bien y la dejamos escurrir sobre un colador fino para que pierda la humedad. Reservamos.

2. En un cazo ponemos a hervir el mascarpone, especias, azúcar y miel. Cuando hierva retiramos del fuego, colamos esta mezcla para retirar las semillas de cardamomo y agregamos el queso de untar y removemos la mezcla hasta que quede todo integrado. Volvemos a llevar al fuego sin dejar de remover.

3. En un vaso ponemos la maicena y leche fría y removemos hasta que se disuelva por completo la maicena. Añadimos esta mezcla al cazo y removemos constantemente hasta que la mezcla espese ligeramente. Retiramos del fuego y agregamos el puré de calabaza.

4. Volcamos esta preparación en un bol grande y limpio. Dejamos enfriar la mezcla a temperatura ambiente. Tapamos con film de plástico y guardamos en nevera toda la noche.

5. Con la cubeta de la heladera congelada previamente, empezamos a mantecar el helado siguiendo las instrucciones del fabricante.

6. Una vez mantecado (35-40 minutos) añadimos unas nueces pacanas a la mezcla, unas pipas de calabaza y listo para servir.


Espero que os guste 

Un saludo


12 junio, 2017

Cantuccini de Teff sin gluten



Los Cantuccini o biscotti di Prato son unos dulces típicos toscanos. Se trata de un biscote seco de almendra que se obtiene del doble horneado que sufren estos biscotes. Este doble horneado consiste en hornear toda la pieza de una vez y ya cocida sacarla del horno y aún caliente cortar las rebanadas. Con las porciones ya cortadas sobre una fuente con papel vegetal se vuelven a hornear para conseguir ese crujiente típico de este tipo de galleta seca.
En esta ocasión he optado por realizar esta receta con Teff, un cereal super versátil, con un sabor ligeramente dulce y libre de gluten, por lo tanto estos biscotes son perfectos para personas celiacas.

Cantuccini de Teff sin gluten
Ingredientes
125gr. de almendras crudas
100gr. de harina de Teff
85gr. de azúcar moreno de caña integral
1/2 cucharadita de levadura en polvo tipo Royal
1/4 de cucharadita de canela en polvo
1 huevo M
2 cucharaditas de licor amaretto
Preparación

1. Precalentar el horno a 180 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central.

2. Troceamos las almendras con un cuchillo a trozos gruesos.

3. En un bol mezclamos la harina, azúcar, levadura, canela y almendras troceadas.

4. En un bol a parte batimos el huevo, licor amaretto y lo agregamos al bol de la harina. Mezclamos muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

5. Amasamos sobre una superficie enharinada. Damos forma alargada con un grosor aproximado de 6cm. Espolvoreamos con azúcar glas.

6. Horneamos 20-25 minutos, sacamos del horno y dejamos enfriar un poco para poder manipularlo. En caliente aún cortamos rebanadas de 1 ó 2cm. 

7. Bajamos el horno a 160 ºC y colocamos todas las rebanadas sobre una fuente y horneamos otros 15 ó 20 minutos para que se queden muy crujientes y secos.

8. Dejamos enfriar sobre una rejilla y una vez fríos guardamos en un recipiente hermético.


Espero que os guste

Un saludo







05 junio, 2017

Tarta de manzana y frangipane


La tarta de manzana es todo un clásico en cualquier casa, da igual la manera en la que la hagamos que siempre es un acierto. Existen multitud de variantes, ya sean con manzanas troceadas, en compota, en rebanadas, la típica apple pie, sobre bizcocho, sobre crema etc etc etc...

Esta en concreto es una base de masa quebrada super crujiente y jugosa, rellena de una crema frangipane y cubierta de manzanas laminadas en forma de cúpula. 

Para conseguir una crema frangipane, debemos realizar una crema pastelera y a partir de ahí elaboramos la segunda parte con almendras para obtener nuestra frangipane. La crema frangipane en resumen no es otra cosa que una deliciosa crema pastelera con almendras.

La receta es muy fácil aunque con varias preparaciones diferentes. No os preocupéis porque tanto la crema pastelera como la frangipane podemos hacerlas con antelación sin problemas, de hecho podemos realizarla 2 o 3 días antes, y la masa quebrada como siempre digo hay que hacerla  con antelación suficiente para que enfríe lo máximo posible en el congelador y así lograr que salga una corteza crujiente y perfecta.

Así que si piensas hacer esta receta te aconsejo que hagas la masa quebrada, forres el molde con ella, lo envuelvas muy bien en film y lo guardes en el congelador y te olvides de él hasta que te apetezca ponerte con el resto de la receta.
Tarta de manzana y frangipane
Ingredientes masa quebrada
250gr. de harina de trigo (9% proteína)
180gr. de mantequilla a temperatura ambiente
23ml. de leche (vegetal o animal)
20gr. de yema de huevo (unas 2 yemas)
4gr. de sal
5gr. de azúcar moreno de caña integral
5gr. de canela en polvo
Ingredientes relleno
250ml. de leche (vegetal o animal)
3 yemas 
50gr. de azúcar moreno de caña integral
30gr. de maicena
.......
80gr. de almendra molida 
75gr. de mantequilla a punto pomada
75gr. de azúcar glas
45gr. de huevo batido (1 huevo M)
7gr. de maicena
15ml. de licor amaretto
Ingredientes manzanas
150gr. de azúcar
250ml. de zumo de limón recién exprimido
250ml. de agua
4 manzanas Royal Gala

Preparación

1. Masa quebrada;  En un procesador de alimentos/robot provisto de cuchilla colocamos la harina tamizada, azúcar, canela, sal y mantequilla cortada en dados. Mezclamos con pulsaciones cortas hasta que la mezcla tenga una textura similar a la arena. Añadimos la yema de huevo y la leche muy poco a poco sólo hasta que se liguen los ingredientes, (la trabajamos lo menos posible). Una vez la masa forme un bloque la sacamos del robot, la extendemos  con un rodillo dando un grosor de 6mm. Engasamos un molde de 15cm con mantequilla y forramos el molde con la masa. Guardamos en el congelador mínimo 24h. (Cuanto más frío, mejores resultados obtendréis).

2. Para conseguir el relleno de frangipane, en primer lugar vamos a elaborar una crema pastelera. En un bol batimos las yemas, azúcar, maicena y unos 50ml. de los 250ml. leche. Mientras, en un cazo a fuego suave pondremos el resto de la leche (200ml.) a calentar. Justo antes de que empiece a hervir retiramos del fuego y agregamos a la mezcla de yemas. Batimos muy bien esta mezcla y la volvemos a calentar a fuego suave sin dejar de remover hasta que espese. Retiramos del fuego y dejamos enfriar en un bol limpio tapado con papel film a piel.

3. Una vez tengamos la crema pastelera bien fría, comenzamos a elaborar el frangipane. Para ello pondremos en un bol la mantequilla a punto pomada, almendra molida, azúcar glas y mezclamos con unas varillas de mano. Agregamos el huevo batido, el licor amaretto y batimos hasta integrar. Por último incorporamos la crema pastelera a esta última y mezclamos muy bien. Tapamos con papel film a piel y dejamos enfriar en nevera hasta el día siguiente.
 4. Al día siguiente; Precalentamos el horno a 200º C calor arriba y abajo con la rejilla en el centro. 
Sacamos el frangipane de la nevera, batimos con unas varillas eléctricas y vertemos el relleno sobre  nuestro molde forrado de masa quebrada congelado. Alisamos la superficie con una espátula y horneamos a 180º C durante 50 minutos. Una vez horneado dejamos enfriar sobre una rejilla.
6. Mientras tanto iremos preparando las manzanas; Lo primero que necesitamos es un almíbar, para ello pondremos en un cazo a fuego suave el agua y azúcar hasta que éste se disuelva por completo. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Exprimimos 250ml. de jugo de limón y vertemos sobre nuestro almíbar templado. Removemos.
Ahora solo nos queda cortar las manzanas en rebanadas muy finas (menos de 2mm), podemos hacerlo con una mandolina o a cuchillo, eso ya depende de la maña que cada uno tenga. Conforme vayamos teniendo las rebanadas de manzana es muy importante sumergir en la mezcla anterior (almíbar y limón), esto hará que las manzanas no se oxiden y estén muy blanquitas.

7. Con las manzanas cortadas y sumergidas y el pastel frío, comenzamos a cubrir el pastel ya enfriado. Iremos sacando por ejemplo de 10 en 10 y dejando sobre papel de cocina para que absorba el excedente de almíbar. Seguidamente empezaremos a colocar las rodajas de manzana sobre el pastel hasta cubrir por completo. Debe quedarnos una especie de cúpula.
8. Con el horno precalentado a 130º C horneamos el pastel cubierto de manzanas durante 30-40 minutos. De esta manera las manzanas quedarán cocinadas y brillantes.

9. Dejamos enfriar sobre una rejilla y metemos en nevera durante al menos 1 hora antes de servir.





Espero que os guste

Un saludo





08 mayo, 2017

Brownies sin gluten extra jugosos


Unos brownies extra jugosos y sin gluten... Sí, es posible y, además sin azúcar refinada. Estos brownies podríamos decir que son de lo más saludables, ya que además de no llevar azúcar llevan algarroba como sustitutivo parcial del chocolate.
La harina de algarroba es muy baja en grasas y aporta un efecto saciante ideal si estamos a dieta, además es rica en minerales, vitaminas, alto contenido en fibra, etc etc etc...
La harina de algarroba se puede utilizar como bebida "chocolateada", ya que es un sustitutivo perfecto del chocolate. Tan solo necesitarás 2 ó 3 cucharaditas de harina de algarroba, tu leche habitual o bebida vegetal y por último endulzarla al gusto. La harina de algarroba es totalmente soluble, por lo tanto no necesita cocinarse para poder ser consumida. 
Es cierto que si es la primera vez que la tomas en bebida, el primer sorbo puede resultarte un sabor un poco extraño pero enseguida se le coge el gustillo. 
Ya sabes, si te apetecen unos brownies sin gluten y extra jugosos, no te pierdas esta receta!

Brownies sin gluten extra jugosos

Ingredientes
155ml. de aceite de coco
15gr. de cacao puro en polvo sin azúcar (tipo Valor)
40gr. de harina de algarroba (sin gluten)
3 huevos L
155ml. de miel
1 cucharadita de pasta de vainilla (opcional)
80gr. de coco natural rallado
1/2 cucharadita de sal de escamas
60gr. de chips de chocolate


Preparación

1. Precalentamos le horno a 150 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en el centro. Preparamos un molde de unos 20 centímetros con papel vegetal en su base. Reservamos.

2. Abrimos un coco, retiramos su agua y le quitamos toda su corteza. Con un procesador de alimentos o en su defecto a mano, rallamos los 80gr. de coco. El resto podemos congelarlo para futuras recetas o consumirlo en el momento. (El agua no se tira, nos la bebemos).

3. Derretimos el aceite de coco en el microondas y reservamos. En un bol a parte mezclamos el aceite de coco junto con el cacao, la harina de algarroba y los huevos hasta que la mezcla quede homogénea. Agregamos la miel y la pasta de vainilla, removemos hasta integrar y añadimos el coco rallado y la sal. Mezclamos y agregamos todos los chips de chocolate.

4. Volcamos la masa sobre el molde y alisamos la superficie. Horneamos durante 25-30 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Dejamos enfriar sobre una rejilla, espolvoreamos con cacao puro en polvo y cortamos en porciones.


Espero que os gusten!!

Un saludo



07 abril, 2017

Pan de Calatrava en olla rápida

El pan de Calatrava no es otra cosa que un pudín de sobras típico de la Región de Murcia y alrededores.  Es un postre al que le puedes añadir cualquier cosa que tengas por casa dando vueltas o que ya no sepas que hacer con ello, aunque la versión más auténtica como su nombre bien indica está realizada con pan duro.
Como ya os he dicho podéis utilizar cualquier cosa, desde croissants, magdalenas, bizcochos etc... Vamos, cualquier bollo es susceptible de convertirse en un buen pan de Calatrava o pudín de sobras.
Bueno, y sin con esta receta estamos ahorrando en ingredientes, por qué no hacerlo también en tiempo y gasto energético. Para ello vamos a sacarle partido a un imprescindible en nuestra cocina al que no sacamos el partido suficiente en platos dulces; ¡LA OLLA EXPRESS!
Cuando pensamos en la olla rápida, a nuestra mente lo primero que vienen son potajes, guisos, cocidos etc... pero nunca o casi nunca se nos pasaría por la mente hacer un postre en ella. Pues esta receta es ideal para hacerla en olla express, y por supuesto cualquier otro pudín, flan, bizcocho etc... son perfectos para preparar en olla rápida.
Si no te apetece encender el horno y quieres un postre humilde, rápido y sencillo no dudes en seguir los pasos que a continuación te doy para sacarle el máximo partido a tu olla rápida.

Pan de Calatrava en olla rápida
Ingredientes caramelo
200gr. de azúcar
4 cucharadas de agua
Un bol con agua muy caliente

Ingredientes pudin
250gr. de pan duro o bizcochos o magdalenas etc...
500ml. de leche de avena o la que suelas utilizar
5 huevos L
Corteza de una naranja
Una rama de canela
80gr. de azúcar

Preparación

1. Lo primero que haremos es el caramelo. Para ello pondremos en una olla a fuego suave el azúcar y las 4 cucharadas de agua y dejaremos que se derrita totalmente sin remover en ningún momento hasta que tome un color ámbar. Este proceso puede tardar entre 7-10 minutos. Una vez tome color, empezaremos a echar cucharada a cucharada agua muy caliente del bol reservado hasta conseguir la consistencia deseada. En mi caso añadí unas 10 cucharadas de agua caliente.
Retiramos del fuego y dejamos templar.

2. En un cazo pondremos la leche, corteza de naranja y ramita de canela y dejaremos infusionar hasta que la leche hierva. Retiramos del fuego y dejamos templar.

3. Ahora comenzaremos a preparar el pan de Calatrava; Para ello comenzaremos por triturar o desmigar el pan o magdalenas o lo que hayáis elegido. Podemos simplemente desmigarlo con las manos o usar un procesador de alimentos y dejarlo super picado. Esto ya es opcional.

4. En un bol grande batimos con unas varillas de mano los huevos y azúcar procurando no hacer demasiada espuma. (Si se hace espuma la retiramos con una cuchara y listo). Vertemos la leche previamente colada y mezclamos bien. Ahora sólo nos queda agregar las migas y remover hasta integrar.

5. Caramelizamos una flanera de unos 18cm (provista de tapa). Mas o menos necesitaremos la mitad o un poquito mas de la receta que hemos hecho. Es mejor no quedarse corto.

6. Volcamos toda la masa en la flanera caramelizada, engrasamos la tapa con mantequilla o aceite y tapamos. 

7. En la base de la olla express pondremos una rejilla o similar para que la flanera no toque directamente el fondo. Sobre ésta colocamos la flanera tapada y por el borde agregamos agua hasta cubrir 3 dedos de la flanera. De esta manera cocinaremos en olla rápida al baño María.

8. Cerramos la olla express y la colocamos en la posición más baja ( en mi caso tengo dos posiciones I y II, pues la pongo en posición I). Dejamos cocinar a fuego medio hasta que la olla coja presión, una vez en este punto dejamos cocinar 30 minutos (tiempo indicado para ollas WMF). Pasado este tiempo soltamos toda la presión generada en el interior y abrimos la olla. Con mucho cuidado de no quemarnos sacamos la flanera y destapamos. Comprobamos que está bien cocido pinchando con una brocheta, si esta sale limpia estará perfecto.

9. Dejamos templar a temperatura ambiente sin desmoldarlo. Una vez frío, pasamos un cuchillo alrededor del molde y volcamos el pudín sobre un plato.

Con este Pan de Calatrava realizado en olla express participo en el concurso organizado por Claudia & Julia y WMF
 Espero que os guste esta receta de aprovechamiento

Un saludo